Posts Tagged ‘ agente literario ’

NARRATIVA DE UN REPRESENTANTE LITERARIO

Es martes por la noche.

Los martes son un día extraño. Día de tránsito, y cansancio. No son el comienzo de la semana y el final de la misma aún queda lejos, de manera que los martes son días de paso.
Soy agente literario, asesor editorial y represento a autores con talento, o al menos, con talento desde mi punto de vista.

Hoy ha sido un día doblemente extraño. Primero por ser martes. Segundo, por la charla que he mantenido con un par de conocidos mientras compartíamos un café. 
El caso es que uno de ellos me preguntó qué hacía exactamente un representante de autores que, además, es asesor literario. La pregunta me resultó extraña, como el día, pero decidí atenderla.

Le expliqué que un agente literario se encarga de descubrir talento para tratar de promocionarlo. Le expuse que la parte más emocionante de mi trabajo consistía en tomar una obra que hasta hace unos días se encontraba en la mente de un escritor y lograr que meses más tarde llegue a ser plasmada en un libro. Es asunto difícil le comenté, sobre todo porque el talento escasea hoy en día. Por cada veinte o treinta personas que entran en contacto conmigo definiéndose como escritores, sólo un par ha escrito algo medianamente coherente. Y de todos los que escriben algo decente sólo uno de cada diez, además, tienen ese “algo” que hace que tanto ellos como sus obras puedan ser de valor para una editorial y para el público que decida leerlos.

Cuando terminé de explicarle estos detalles a mi amigo, me espetó otra pregunta aún más inútil que la anterior. Me miró riéndose y soltó el típico: “¿Y te vas a hacer rico con esa actividad?”.
Extraño mundo este en el que lo único importante parece hacerse rico.

No importa que quien te lo pregunta no sea millonario ni vaya a serlo jamás. Desde el momento en que alguien te hace esa pregunta, parece como si te vieras obligado a defender tu negocio.
A la gente no parece bastarle que alguien trabaje decentemente en algo que le guste, pague su vivienda, tenga vehículo propio y dinero en el bolsillo. No… Si has de ser algo en esta vida, hay que ser millonario. De lo contrario siempre habrá alguien una martes cualquiera, con un café de por medio, que te preguntará a qué te dedicas para no ser rico ya.

Es lo triste de esta sociedad urbanita de principios de siglo: Nada interesa lo que hagas, ni si te apasiona o no; Ni si te hace feliz o no… Sólo importa si te hará millonario.

Dudo mucho, sinceramente, que mi trabajo me haga rico alguna vez. No lo pretendo. De hecho tengo una forma de trabajar que parece especialmente diseñada para no hacerme rico nunca.
Le dedico meses de trabajo a cada escritor a quien decido representar. 

Le ayudo a mejorar su manuscrito, le asesoro acerca de sus carencias, sus puntos fuertes, los errores que podrían hacer que un editor no aceptase el texto o, peor aún, que los lectores no lo encontrasen interesante. Y eso, cobrando poco, bastante poco, sinceramente. Por eso siempre digo que he diseñado una forma de trabajar que no me enriquecerá jamás.

A cambio, eso sí: Disfruto.

Disfruto cuando veo que uno de mis autores firma su contrato de edición; Confieso que lo paso bien cuando le veo presentar su obra ante el público o que adquiero uno de sus ejemplares en una librería… Esos ínfimos detalles inmateriales me aportan una sinestesia de emociones: Orgullo, valía, sensación de trabajo cumplido.

Quizá debería haberle explicado todo esto a mi interlocutor en el café de hoy, pero supongo que a alguien que termina por preguntarte si te harás rico con tu trabajo, nada de lo anterior le interesa lo más mínimo.

Es martes por la noche y regreso a casa. Me cruzo con decenas de personas embutidas en sus vehículos haciendo cola ante un lejano semáforo en rojo. Les veo a través de los cristales de sus coches y percibo el cansancio. Es tarde y la mayoría de ellos llevan diez horas trabajando en algo que no les satisface, que no les gusta, para lo que nunca se prepararon ni soñaron desempeñar. Son los mismos idiotas que esperan poder encontrarse algún otro martes con alguien que sea rico y que satisfaga sus preguntas sin sentido.

A veces me planteo: ¿Por qué nadie persigue sus sueños?… ¿Tanto trabajo le cuesta al ser humano dejar a un lado una vida que no le gusta, que en muchos casos le crea ansiedad y agotamiento, para buscar su destino?.

Esa es otra de las satisfacciones que me deja mi trabajo a diario. No importa a qué se dedican los escritores que me contactan. Ni siquiera importa que muchos de los que me envían un email no sean buenos escribiendo y por lo tanto no les pueda representar. Todo eso es lo de menos. Lo que verdaderamente importa es que todos, sin excepción, han dado un paso adelante y sacan tiempo de sus ocupaciones automatizadas y diarias, para hacer lo que les gusta, lo que les inspira, con lo que sueñan: Escribir.

Soy el depositario de los sueños de personas que no se rinden y que quieren compartir lo que escriben, porque les apasiona escribir, con total independencia de que algún día sean escritores leídos o no. ¿Se harán ricos con esa actividad? preguntaría un idiota. Estoy seguro de que ninguno de mis escritores se plantea esa cuestión. Hacen lo que les apasiona y eso es lo mejor.

Me gusta mi empleo. Es martes por la noche y no soy uno de esos conductores amargados que esperan que el semáforo se ponga en verde para llegar a casa pronto, cenar lo de siempre, ver el mismo programa de televisión que de costumbre y regresar a la cama a adoptar la misma postura de cada noche. Mañana será miércoles para todos ellos y volverán a hacer lo de costumbre de manera rutinaria. Matarán por tomarse un café con alguien a quien hacer preguntas sin sentido a la espera de respuestas brillantes.

Es un día extraño. Un día de tránsito. No es comienzo de semana y el final aún queda lejos. Soy asesor de autores y representante literario. Trabajo con gente interesante que hace lo que les gusta. Y eso no es poco. Eso, de hecho, es ser rico en muchos sentidos.


BLOG: representanteliterario.wordpress.com
Anuncios

ACERCAMIENTO A LA “DINÁMICA TRABAJO-DESCANSO”

Obra: DESCANSO A MEDIO DÍA de Millet

¿Sabías que un controlador aéreo descansa una hora por cada hora que trabaja?

Lejos de parecerme una barbaridad estoy de acuerdo con esa dinámica de trabajo-descanso. Tienen grandes responsabilidades y vidas bajo sus manos de forma que la sobrecarga de estrés es elevadísima. Bajo estrés sostenido no se puede trabajar (ni vivir, dicho sea de paso).

No seré yo quien recomiende a cualquier empresario o profesional, que descanse una hora por cada hora trabajada, pero ¿De verdad observamos nuestros descansos? ¿Respetamos realmente la natural regeneración que necesita nuestro sistema nervioso con la cantidad de asuntos, desasosiegos y preocupaciones que ocupan nuestra mente a diario? LO DUDO.

Bajo estado nervioso elevado, o con incertidumbres, estrés o presión no se deben tomar decisiones. Y éste suele ser el estado común de cualquier empresario  o profesional en nuestros tiempos, sea cual sea el modelo o el tamaño de empresa que gestione o el trabajo que desarrolle.

A un cirujano le exigiríamos que bajo esas circunstancias no interviniese a un paciente. A un controlador se le exige que descanse para evitar decisiones erróneas o descoordinaciones fatales en su trabajo porque podría conllevar la muerte de personas. A un juez se le presupone que no tomará decisiones que afectan a terceras personas, si está bajo los efectos de presiones o prejuicios… Pero, ¿y el resto? ¿Y tú hagas lo que hagas?

Nuestros estados de ánimo se reflejan constantemente en nuestras decisiones y pueden hacernos cometer errores garrafales, además de que bajo estrés, prisa o nerviosismo no se debe jamás pensar, porque no se piensa constructivamente.

Por todas estas razones recomiendo (no sólo para ahora que ya estamos apagando motores de cara a Agosto, sino para todo el año) que cada dos horas de trabajo intenso descanséis de 20 minutos a media hora. Y descansar no significa seguir dándole vueltas a la cabeza pensando en los mismos asuntos que tendríais estando frente al ordenador. Descansar significa salir a dar una vuelta, airearnos, tomarnos un café o refresco y dejar que la cabeza se oxigene alejándola de tensiones constantes.

El otro día hablaba de este asunto con un amigo que es profesor de educación física además de ser propietario de un gimnasio y me decía que, al igual que es impensable que una persona pueda hacer flexiones constantes desde que se levanta por la mañana hasta que se acuesta por la noche, porque el músculo pertinente se rompería, debería ser igual de impensable que le exijamos a nuestra mente un esfuerzo constante 12 ó 16 horas al día sin proveerla de descansos regulares. Y justo ésto es lo que hacemos cada jornada: Explotar nuestro cerebro, exigiéndole resultados y respuestas continuas bajo situaciones de estrés y, queriendo además, que opere a la perfección en todo momento.

Tratad vuestra mente como el músculo más especial. No hagáis con ella lo que no haríais con un biceps o con vuestros abdominales. Entre otras razones porque los males psicológicos que aparecen cuando abusamos de nuestro cerebro no son tan livianos como una simple tendinitis. Cuando la mente “se parte” aparecen las depresiones, las crisis de ansiedad, las manías, el pesimismo, el derrotismo, la pena, la soledad y un sin fin de recaídas similares que no son otra cosa que las “agujetas” de una mente agotada.

En fin, espero que sigáis estos consejillos de alguien que os aprecia y que quiere veros en forma en todo momento.

P.D: ESTAR EN FORMA MENTALMENTE NO ES OTRA COSA QUE ENCONTRARSE ALEGRE, DESCANSADO, RELAJADO, CONFIADO, TRANQUILO Y FELIZ EL MAYOR TIEMPO DEL DÍA… Si no es éste vuestro estado habitual de ser, es que necesitáis hacer descansos regulares.

Abrazos a todos/as.


BLOG:
representanteliterario.wordpress.com

NUEVO CURSO DE FORMACIÓN EN COMUNICACIÓN AVANZADA Y SECTOR EDITORIAL

CURSO DE FORMACIÓN AL ESCRITOR.

NUESTRO CURSO AVANZADO DE COMUNICACIÓN Y NUESTRO CURSO AVANZADO SOBRE LA INDUSTRIA EDITORIAL, AHORA FUNDIDOS EN UNO SÓLO.

Para una mayor y más completa formación de quienes quieran inscribirse. Ambos bloques formativos en un único curso en el que el autor o cualquier persona que escriba y desee aprender técnicas de comunicación avanzada, recibe las siguientes materias, tanto comunicativas o del sector editorial:

– El arte de la escritura hipnótica.

– El arte de la comunicación avanzada. De las palabras a los efectos en el oyente. De la escritura a las imágenes mentales.

– Técnicas para hacer que los lectores quieran pasar a la siguiente página en nuestras obras. O cómo enganchar al lector en una obra.

– La comunicación en las técnicas de persuasión, venta y transmisión de conocimientos.

– El sector editorial. Desde la fase de contratación con una editorial, a la comercialización de una obra.

– El contrato de edición y sus diferentes posibilidades: Edición pura, coedición y autoedición.

– Negociaciones editoriales. Derechos de autor, publicación de una obra, revisión de sus contenidos…

– La distribución de un libro y todos los factores que incluye esta técnica industrial y comercial.

– El libro electrónico o ebook.

– Técnicas avanzadas de difusión, comercialización y publicidad por internet, para el autor y su obra.

_____________________________

Estas son sólo algunas de las materias de nuestro nuevo curso de comunicación avanzada y del sector editorial.

El curso dura 3 meses, y se efectúa al completo vía email con numerosos archivos PDF que el autor podrá guardar para su posterior repaso y uso. Cada alumno recibe un capítulo o tema por semana, teniéndose la semana completa para hacernos llegar cualquier pregunta o consulta vía email para ser respondida de forma personal.

De esta manera el curso se adapta a los horarios y disponibilidad de cada alumno y el trato es personalizado e individualizado, llevándose el ritmo de asimilación de contenidos que cada cual precisa.

El precio del curso de 3 meses de duración es de 250 euros.

Para la resolución de cualquier duda o consulta, así como para proceder a inscribirse, no tiene nada más que enviar un email a: representanteliterario@gmail.com

Gracias y saludos cordiales.

BLOG: REPRESENTANTELITERARIO.WORDPRESS.COM

EL TIEMPO Y SU GESTIÓN POR PARTE DEL ESCRITOR

images2EL TIEMPO ES EL ALIADO DEL ESCRITOR… y la impaciencia su enemiga.

El tiempo es la clave en no pocos asuntos relacionados con el libro y el escritor.

Por supuesto, todo inversor sabe que el tiempo y la paciencia es lo que marca la diferencia entre un éxito financiero y un fracaso.

En el sector editorial ocurre lo mismo. La paciencia hace que el escritor realice su trabajo de la mejor manera posible. Escribe tranquilo, le alcanza la inspiración y obtiene una obra madura y de éxito.

Cuando se entra en la fase de publicación de una obra, el tiempo y su gestión se vuelven igualmente importantes para el autor. Hay que dedicar todo el necesario a la corrección de las pruebas de imprenta. No hacerlo equivale a que la obra se publique plagada de errores. Y cabe recordar que el escritor es el único responsable que cuanto escribe y publica bajo su nombre… Merece la pena, por tanto, invertir tiempo y paciencia en la corrección de las galeradas.

Después aparece el inevitable deseo de ver su obra publicada cuanto antes y colocada en las librerías. Pero ahí también es crucial la paciencia. Toda edición requiere de artesanía. Y el editor que trabaje un libro de forma mecanicista y sin invertir el debido tiempo no es recomendable. Debe el autor huir de las prisas o desconfiar del editor que prometa sacar un libro de imprentas como si del microondas se tratara.

Todos estos procesos requieren paciencia y desde aquí queremos destacar el valor de la gestión de los tiempos en la forma de trabajar de nuestros autores. Saludos a tod@s.

Más información y asesoramiento en nuestros boletines a los autores. Date de alta envíandonos un simple email a: representanteliterario@gmail.com

LAS REGLAS DE ORO QUE TODO AUTOR DEBE SEGUIR SIEMPRE

Las Reglas de Oro que todo escritor,

que quiera publicar su libro,

DEBE OBSERVAR SIEMPRE…


50_reglas_ajedrez1º.- A la hora de escribir tu obra, no pierdas de vista que el propósito principal de todo libro es entretener u ofrecer algo a quien lo lee. No caigas en el error de pensar que escribes para ti. Si esa es tu intención, publicar un libro no es tu objetivo. En ese caso, deberás escribir un diario personal y disfrutar de lo que expreses en él. Pero (tenlo siempre claro) si tu intención es ver publicado lo que escribes, ten siempre en cuenta que el objetivo es el lector. Es el lector, multiplicado por miles, quienes deciden si tu obra llegará lejos. Si la recomendará tras haberla leído. O si la criticará hasta hacer que nadie de su entorno la adquiera. El lector es el objetivo, siempre.

2º.- DISFRUTA. Lo anterior no debe estar reñido con imprimir tu sello personal a cuanto escribes. Procura disfrutar de tu proceso creativo. Si un autor no lo pasa bien mientras escribe, eso se percibe en su obra. Si no disfrutas tú, ¿Cómo pretenderás que disfruten quienes van a leer lo que has creado?. Relájate, y toma la pluma o siéntante delante de tu ordenador personal ÚNICAMENTE CUANDO ESTÉS LISTO PARA DISFRUTAR. Eso tiene bastante que ver con la inspiración.

3º.- No siempre tu primera creación literaria será tu primer libro publicado. Ten en cuenta que debes seguir escribiendo. Nunca se sabe qué creación tuya será la elegida por una editorial para ver la luz en forma de libro. Odio poner ejemplos de autores conocidos y bestsellers mundiales, pero lo haré para que entiendas lo que digo y la importancia de perseverar siempre en lo que haces: Dan Brown (el autor del Código DaVinci) publicó 4 libros antes de este bestseller, sin éxito alguno. Nadie le conocía y pasó de editorial menor en editorial menor hasta que estalló el éxito con su quinta obra. Después, la misma editorial que explota sus derechos sobre el Código DaVinci, adquirió los derechos de sus 4 obras previas y las ha empezado a publicar después del bestseller, de forma que ahora parecen que son nuevas creaciones de ese autor. Pero Ángeles y Demonios, o La Fortaleza Digital… nuevos libros de Dan Brown son sus primeras y desconocidas creaciones. Moraleja: Persevera siempre. Nadie sabe dónde se esconde el éxito literario.

4º.- MUCHO CUIDADO CON IR SÓLO A BUSCAR EDITORIAL. Cuando un autor termina su obra quiere verla publicada cuanto antes. Y eso hace que trate de salir al mercado solo a buscar editor. Presenta su libro sin haberlo protegido previamente. No cuenta con el asesoramiento de nadie. No cree que necesite la ayuda de un agente literario o representante. Y, al final, termina cansado de recibir negativas por parte de los editores y eso le lleva a creer que su obra no vale. Cuando lo que debería entender es que él es escritor y no vale como agente literario de él mismo. En ese área no tiene experiencia ni contactos. La obra puede ser excelente, pero cada uno debe dedicarse a lo que sabe hacer.

5º.- MUCHO CUIDADO CON EL CONTRATO DE EDICIÓN. Lograr el ansiado contrato editorial NO ES EL FIN… ES EL MEDIO DE ALCANZAR LA PUBLICACIÓN DE TU LIBRO. Por tanto, no hay que correr, ni tener prisas. Eso casi siempre juega a favor de las editoriales y en contra del autor que es capaz de aceptar casi cualquier cosa con tal de ver su contrato de edición firmado. Nuevamente se hace necesario contar con la representación y el asesoramiento de un representante literario. Un agente que defienda sus intereses y que haya negociado decenas de acuerdos editoriales. De forma que pueda saber qué es apto para ser firmado y qué no.

POR EL MOMENTO LO DEJAREMOS AQUÍ.
NO QUIERO AGOBIAR EN ESTE PRIMER BOLETÍN DE ASESORAMIENTO AL ESCRITOR.
HABRÁ TIEMPO DE QUE TODOS LOS QUE OS ACERCÁIS POR MI RINCÓN EN INTERNET representanteliterario.wordpress.com SIGÁIS INFORMADOS Y BIEN ASESORADOS.
UN SALUDO MÁS QUE CORDIAL A TOD@S.
Representante de Autores
Agente Literario
EMAIL: representanteliterario@gmail.com

Para darte de alta y recibir nuestros boletines de asesoramiento especializado gratuitos sólo envíanos un email a: representanteliterario@gmail.com

YA TENGO LIBRO PUBLICADO… ¿Y AHORA… QUÉ?

contrato

EL LIBRO PUBLICADO NO ES EL FINAL DEL CAMINO…

Uno de los errores que más comúnmente he visto cometer a autores de todos los estilos y edades es creer que lograr el contrato de edición y ver por fin su libro publicado es el final del proceso.

Esta idea errónea es lo que diferencia a los autores mediocres de los de éxito.

El autor conformista piensa que un libro se vende solo. Que no hay que promocionarlo, ni presentarlo o que, en cualquier caso, la editorial se encargará de hacerlo una estrella.

Pero esto no ocurre así en la realidad. El escritor que piense así, muy probablemente nunca logre su objetivo (que no es sólo publicar, sino agradar al público y vender su obra). Además de ganarse a pulso que la editorial que una vez confió en él, no lo vuelva a hacer. Pues parece evidente que, si como escritor esperamos que un empresario externo (nuestro editor) se involucre, defienda nuestra obra y la pelee para sacarla al mercado con éxito… ¿Cómo explicarle que nosotros mismos no estamos dispuestos a acudir al reto?; ¿Cómo pretender que no se nos exija que defendamos nuestra creación literaria como pedimos que lo haga la empresa que nos publica el libro?.

Parece evidente dicho así, además de ser ya célebres las imágenes que vemos en televisión de las entrevistas y ruedas de prensa que conceden los escritores más afamados, los que más venden… o los que pretenden entrar en ese círculo. Sin embargo, son pocos los autores verdaderamente dispuestos a entrar en la política de promoción que exige una obra si, realmente, todos los que intervienen en ella se lo toman en serio y quieren verla en librerías de todo el país.

Por eso he escrito este nuevo post. Creo que todos los escritores que se acercan por este rincón (más de doscientos cincuenta en los últimos días por cierto…) deben tener en mente que el contrato de edición y la publicación de su obra NO ES EL FINAL DEL TRAYECTO. Es un objetivo logrado, sí, pero es el final del camino. Es más bien el inicio de otra nueva etapa.

Como un cantante debe promocionar su disco o como un pintor debe exponer en cien galerías antes de que su obra cotice y se venda, el escritor publicado debe saber que el proceso de promoción de su libro es tan importante o más que el de escribirlo.

También, como no, esta parte del trabajo editorial que acompaña a los autores puede y debe ser atendido por su Agente Literario quien le asesorará los mejores procedimientos de cara a las presentaciones públicas de su libro, o a la hora de emitir comunicados de prensa que culminen en la adecuada cobertura en los medios de comunicación.

Antes, durante y después de lograr el contrato de edición, la figura del Representante del escritor es fundamental para el adecuado desarrollo de la vida de su libro.


Representante de Autores. Agente Literario

Email: representanteliterario@gmail.com

RECUERDA SUBSCRIBIRTE AL BLOG SI TE INTERESA CUANTO AQUÍ VAMOS INCLUYENDO, O LA INFORMACIÓN Y EL ASESORAMIENTO QUE DAMOS A LOS ESCRITORES. Envíanos un simple email a: representanteliterario@gmail.com Y PÍDENOS QUE TE DEMOS DE ALTA PARA RECIBIR EN TU CORREO NUESTROS BOLETINES GRATUITOS DE INFORMACIÓN Y ASESORAMIENTO A LOS AUTORES.

UN POCO DE CRÍTICA LITERARIA

Aquí iré introduciendo un poco de crítica literaria. Comentaré 3 libros cada dos semanas. Será un sano ejercicio intelectual sin pretensiones. No es mi intención que nadie siga mis preferencias a la hora de elegir libro que regalar… Pero ya que dedico horas diarias a la lectura, lo mínimo que debo hacer es decir qué me parece tal o cual creación.

Seleccionar 3 libros cada dos semanas para comentarlos en unas cuantas líneas, sin aburrir, tiene una razón clara: Una obra que me haya parecido excelente; Una obra de la que se puede prescindir, pero que no incomodó; Y una última que nunca debió ser escrita y mucho menos haberse editado… Vamos de esas que no se pueden ni mirar.

ESPERO QUE DISFRUTÉIS DE LA SECCIÓN DE CRÍTICA LITERARIA QUE HOY COMENZAMOS EN ESTE BLOG.

Saludos.

Y RECUERDA QUE SI QUIERES RECIBIR INFORMACIÓN REGULAR DE NUESTRA FORMA DE TRABAJAR, NO TIENES MÁS QUE ENVIARNOS UN EMAIL A: representanteliterario@gmail.com

Anuncios