A VECES ME PREGUNTO…

A veces me pregunto, ¿Qué estamos haciendo?.

¿Cómo es posible que seamos tan miopes?. ¿Cómo podamos perder tantas horas, tantos días de nuestra vida frente a Internet, viendo la televisión, jugando con las mil tonterías que todos acumulamos en casa sin hacer nada realmente importante?

Tranquilo o tranquila. Esto no es un ensayo anticapitalista o antihumanista. Todos tenemos pleno derecho a disfrutar de cuanto compramos. Por muy innecesario que pueda llegar a ser.

Pero, señores, me reconocerán que podríamos dedicar un poco de tiempo a los demás. Podríamos levantar de vez en cuando el culo del caliente asiento al que hemos dado forma de tanto jugar online, tanto ver al Real Madrid jugar y tanto hablar por teléfono. Sólo de vez en cuando, podríamos darnos cuenta de que hay niños que a esta misma hora no saben qué van a comer hoy o ni siquiera si podrán hacerlo.

¡Hablamos de niños y de comida! Algo tan natural que nosotros, afortunados, hacemos varias veces al día. Cada vez que tenemos “apetito” en tanto hay millones de personas en este mundo que no pueden hacerlo ni cuando pasan HAMBRE.

Sinceramente, no sé qué estamos haciendo.

No se nos ocurre pensar, pese a que vivimos en una sociedad plenamente actualizada, informada y libre, que podemos donar todo lo que no usamos. Hay organizaciones muy cerca que ayudan a todas esas personas en las que no pensamos y que reciben encantados, alimentos, ropa, libros, juguetes… Hay una ONG prácticamente para todo.

 

No todo se arregla con dinero (aunque no seré yo quien te desanime a realizar una pequeña donación económica si deseas hacerlo). Puedes colaborar dando tu tiempo, parte de tu compra semanal a quienes no tienen acceso a alimentos. Puedes donar esos libros que has leído o los que sabes que nunca leerás, para que niños sin acceso a educación tengan material escolar. La lectura es libertad y puede hacer que un niño, el día de mañana, se convierta en alguien grancias a haber recibido una educación a través de una organización que aporta profesores pero que necesita libros que tú puedes facilitar.

Piensa un poco. Deja el messenger, seguirá ahí cuando vuelvas, te lo garantizo. Deja para después el correo electrónico. Todos pueden esperar. Pero aquellos que necesitan AYUDA DE VERDAD, esos, esos no puede esperar… Necesitan ayuda ahora.

A veces me pregunto ¿Qué puedo yo escribir en este blog que te haga abrir tu mente y darte cuenta de que es imposible que podamos salir adelante mientras haya personas en este mundo (tan cerca como en tu propio país o ciudad) que pasan frío por las noches, hambre a todas horas y que no tienen empleo ni ropa?.

Ojalá también tú te hagas estas preguntas y colabores como mejor te parezca.

Ayuda como puedas. Hablamos de personas. De niños. De futuro.

Gracias a todos por vuestro tiempo.

BLOG: REPRESENTANTELITERARIO.WORDPRESS.COM

 

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: