LO QUE LOS AUTORES NO SABEN…

Es curiosa la manera de pensar de la mayoría de los escritores.

No digo que no sea lógica, y desde luego es la más extendida entre quienes deciden un día ponerse a escribir y lo hacen bien, pero desde luego sí que he de decir que la mayoría de los autores poseen una visión miope del mundo del comercio y de los negocios. Y cabría no perder nunca de vista que quien desea publicar su obra debe entender lo siguiente:

UN LIBRO ES UN NEGOCIO. Y, por lo tanto, se rige por los principios del Comercio.

Y lo es para el editor, para la imprenta (en el caso de los libros impresos), para las librerías (tanto en el caso de los libros convencionales como en el caso de los ebooks y las librerías online), lo es para la distribuidora… ES UN NEGOCIO PARA TODOS LOS AGENTES DEL MERCADO QUE INTERVIENEN EN EL SECTOR EDITORIAL.

Así pues, ¿Cómo es posible que no lo sea también y desde el principio para el autor?.

El escritor medio tiene clara una cosa: Si alguna vez logra ver publicado su libro, quiere participar en los beneficios que éste genere. Y eso está muy bien. Pero lo que parece que no tiene claro casi ningún escritor, es que para que un libro sea publicado y genere más o menos dinero, el propio autor ha de entender que su labor también es parte del negocio. Parte del comercio.

Se debe escribir con total independencia y libertad. Todo autor ha de depositar su talento en las páginas de su manuscrito y hacerlo siempre atento a lo que quiere expresar con plena capacidad de ingenio y novedad. Hasta ahí nada que objetar y, desde luego, nada que matizar desde el punto de vista del comercio.

Pero sí se hace preciso enseñar a los escritores que sus obras han de seguir algunos parámetros universales del mundo de los negocios:

1º.- SU OBRA DEBE OFRECER ALGO “MÁS”. Ir más allá. Aportar algo distinto. Algo nuevo. Como cualquier empresario cuando decide poner en el mercado un producto o servicio, busca la diferencia. Aquello que no se ha hecho antes o que puede hacer mejor que otros. EL ESCRITOR DEBE PENSAR EN LOS MISMOS TÉRMINOS CUANDO CREA SU PRODUCTO: SU LIBRO.

2º.- SU OBRA DEBE ENCONTRARSE EN EL SECTOR DEL ENTRETENIMIENTO. Te dediques al género al que te dediques. Escribas terror, novela, teatro, ensayo, poesía… No importa. Quien compra un libro, al margen del contenido o la temática, sólo busca una cosa: ENTRETENIMIENTO SOSTENIDO AL MEJOR PRECIO POSIBLE. Es decir, un buen libro que le aporte entretenimiento en casa, en el metro, antes de irse a la cama, en el cuarto de baño (donde se lee mucho, por cierto…) EL ESCRITOR DEBE COMPRENDER QUE SE ENCUENTRA EN EL SECTOR DEL ENTRETENIMIENTO. ¿Crees que todo el mundo que escribe algo tiene este punto claro?, deberías leer muchas de las cosas que llegan a un agente literario y, desde luego, mucho de lo que incluso sale al mercado: NO SÓLO NO ENTRETIENE, SINO QUE EL LECTOR ESTÁ DESEANDO DEJARLO A LA DÉCIMA PÁGINA LEÍDA.

3º.- SU OBRA DEBE SER MULTIDIMENSIONAL. ¿Qué es un libro multidimensional?… Pues lo mismo que cualquier empresario lleva aportando a sus productos y servicios: Expandir y dividir el producto en multitud de formatos y medios. A ver ¿Cuántos escritores hay que se han preocupado de, al terminar su libro, continuar la historia o alargar la vida de sus personajes en una web hecha especificamente por el escritor para su obra?… ¿Y cuántos autores hay que, además de su libro en formato papel, quieren publicar su libro en formato ebook, pero ampliado y mejorado aprovechando todos los recursos que ofrece su texto en formato digital (imágenes, sonidos, links…)? El porcentaje es del 1 por mil… Uno, de cada 1.000 autores que escriben algo.

Me resulta curios, cuanto menos, comprobar cómo cualquier escritor medio que contacta conmigo y me hace consultas, quiere que si libro triunfe. Cada cual tiene una definición propia de éxito, pero todos esperan algo así:

– Que su libro se publique. (La mayoría ni siquiera se ha detenido a pensar si su obra es especial o aporta algo nuevo).

– Que su libro se venda en los grandes almacenes y que alcance gran cantidad de lectores. (La mayoría sin saber que lograr que tu libro lo lean 100 ó 200 personas distintas y desconocidas, ya es un éxito).

– Que su libro cuente con todo el apoyo del mundo por parte de un editor. (Cuando en muchos casos es el propio autor el que se desentiende de su libro al no promocionarlo, no aumentarlo ni apoyarlo desde Internet; No hacer una versión ebook ni querer aportar más contenido extra que entretenga más, que llegue a más gente que enlace con otros libros en webs literarias…)

CREO QUE EL PRINCIPAL HANDICAP DE LOS ESCRITORES MEDIOS (y que conste que me centro en quienes escriben bien…)
ES QUE NO ENTIENDEN QUE DEBEN PENSAR, DESDE EL PRINCIPIO, EN SU LIBRO BAJO LOS PARÁMETROS DEL COMERCIO Y DEL ENTRETENIMIENTO.

Cuando somos usuarios, todos queremos más, por el menor precio posible, o el coste más competitivo. Vamos al cine y nos desilusiona una película con buenos actores, pero mal guión. Todos salimos criticando al director del largometraje porque teniéndolo todo, hizo muy poco. No nos gustó.

Cuando vamos a un concierto, nos decepciona que éste dure sólo una hora, cuando el precio de la entrada y la fama del cantante nos hizo pensar en un gran espectáculo, cuanto menos, de larga duración y grandes despliegues de técnica audiovisual.

Pero cuando somos nosotros los que escribimos o producimos entretenimiento (cosa que espero que quede clara que es lo que debemos hacer si somos escritores) todo lo anterior se diluye.

Queremos terminar la obra cuanto antes. No nos importa su dimensión y si ha sido excelente desde la primera a la última página. No prestamos atención a si estamos creando un manuscrito que enganche al lector a pasar la siguiente página para deglutir más y más de nuestra historia. Sólo queremos que se publique y que tenga lectores como por arte de magia. Que se recomiende sola y que se expanda… ¡Pero eso es imposible si descuidamos todos los parámetros anteriores!

UN LIBRO ES COMERCIO. UN LIBRO ES ENTRETENIMIENTO. ESTAMOS EN EL SECTOR DE LA DIVERSIÓN.

Si obviamos lo que exigimos como clientes, cuando somos nosotros los productores de contenidos, no podemos esperar que otros clientes (los lectores) aprecien nuestra creación.

Espero que con estas líneas, muchos de vosotros comencéis a ver el mundo del libro y vuestras creaciones desde un nuevo prisma. Y ahora quizá deberías preguntarte: ¿Qué te alucinaría encontrar en una librería?; ¿Qué te encantaría leer como comprador?; ¿Qué falta en el mundo del libro que no se haya hecho antes o se haya hecho mal?…
MEDITANDO POR AHÍ, ENCONTRARÁS LO QUE DEBES ESCRIBIR Y CÓMO ESCRIBIRLO.

Recibid un abrazo cordial.

BLOG:
REPRESENTANTELITERARIO.WORDPRESS.COM

PARA DARTE DE ALTA EN NUESTROS BOLETINES DE ASESORAMIENTO A ESCRITORES, ENVÍA UN EMAIL A: representanteliterario@gmail.com

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: