QUIÉN VA A SALVARSE O NO, EN ESTA CRISIS

QUIÉN SE VA A SALVAR Y QUIÉN VA A CAER EN ESTA CRISIS.

Hoy vamos a centrarnos tanto en la economía personal como en la empresarial (la de los profesionales, trabajadores y pequeños negocios) para analizar, desde mi punto de vista, quién va a salvarse de esta crisis y quién va a quedarse en ella…

Por quedarse en ella me refiero a sufrir fatalidades como perder el empleo y no econtrar otro; Ver quebrar su empresa o negocio; Perder la vivienda por no poderla pagar etc… Y por salvarse no quiero decir que quien se libre de estas catástrofes no lo vaya a pasar mal… En absoluto. Golpes y rasponazos nos vamos a llevar todos, pero quienes se libren de calamidades como las antes descritas, ya podrán darse con un canto en los dientes.

Empecemos con un sencillo enunciacdo que lo resume todo: EMPEQUEÑECE TU TAMAÑO SI TE QUIERES SALVAR.

Perder tamaño, en el argot empresarial, significa eliminar lastre. Aminorar costes, eliminar todo lo que sobra (aunque hasta ayer creíamos que era indispensable para nosotros); Dejar ir lo superfluo… Y en el lenguaje adaptado a la economía del bolsillo de cada uno de nosotros significa: AHORRAR Y DESPRENDERSE DE TODO LO QUE NOS LASTRA CON SUS COSTES.

Me explico:

Es así de sencillo: O MINIMIZAS TU TAMAÑO O VAS A CAER. De verdad, así de radical pero así de exacto será. Y quiero que me mes la razón por haber seguido mi consejo y no por haberlo obviado y padecer las consecuencias.

Los “pequeños” negocios bien gestionados y con una estructura de costes controladas a la baja, son los que están soportando la crisis. Las empresas que hasta ayer eran la envidia de todo autónomo (las que tenían decenas de empleados, varios inmuebles en propiedad o alquiler, grandes infraestructuras comerciales, muchos ordenadores, móviles y coches en leasing…) esas son las que están cayendo y las que están llamadas a desaparecer. Me da igual el sector al que se dediquen: Caerán, (bueno, de hecho están cayendo una a una) porque no podrán soportar los costes que ese entramado administrativo necesita para funcionar cada mes. Esas son las empresas que, en cuanto bajan los clientes, bajan los precios o suben los costes, terminan despidiendo gente, deshaciéndose de sus propiedades o, peor aún… Quebrando.

En cambio, el pequeño autónomo, empresario, trabajador liberal o gerente de un negocio con una estructura pequeña (o que se encargue de empequeñecer) será quien pueda soportar la pérdida de clientes, la bajada de ingresos y la subida de costes.

En el caso de una economía familiar recomiendo lo mismo: Un coche en lugar de dos; Un móvil en lugar de dos; Tarifa de teléfono prepago en lugar de línea constante para el móvil; Ahorro en las compras diarias… Haced todo lo que sea necesario para aminorar vuestro tamaño. Esta es una crisis que está limpiando a toda clase de “dinosaurios” financieros, empresariales y familiares.

Cuanto mayor sea tu tamaño (léase, gastos necesarios al mes, infraestructura, necesidades y despliegue) mayores son tus posibilidades de caer.

Reduce todos los costes que puedas; Deshazte de todos los gastos innecesarios que creas puedas perder de vista; Incluso renuncia a “vender” aquello que te está causando gastos… Tan sólo déjalo de usar, para que no te genere más sangría económica mes a mes. Esto es una carrera de obstáculos, no de sprint. No hay que llegar primero al final de la crisis… Sólo hay que ser de los que lleguen. Y para eso, debes perder “peso económico”, es decir, perder infraestructura de costes y gastos constantes.

Escúchame bien: NO TE CENTRES EN GANAR MÁS DINERO… ESO AHORA NO ES POSIBLE. TU TABLA DE SALVACIÓN ESTRATÉGICA ES PERDER GASTOS. SÓLO ESO, Y YA ESTARÁS EN EL BUEN CAMINO.

Si puedes, trabaja desde casa y ahórrate el alquiler del despacho; Si puedes, trabaja con un ordenador peor, no hace falta que tengas el último modelo… Quien recibe tus emails no sabe desde dónde los escribes; Si puedes, es mejor tener un móvil barato de prepago que uno de última generación con línea plenamente abierta que acabe con tu bolsillo… Mira por dónde puedes perder estructura y toma esas medidas.

Como en una batalla antigua: NO HACE FALTA SER EL MÁS NUMEROSO NI GRANDE PARA VENCER. ROMA VENCÍA SIEMPRE EN DESVENTAJA NUMÉRICA, PORQUE SUS LEGIONES ERAN FLEXIBLES EN EL CAMPO DE BATALLA Y OCUPABAN LAS MEJORES POSICIONES TÁCTICAS FRENTE A UN ENEMIGO MUCHO MÁS NUMEROSO QUE, INEVITABLEMENTE, CAÍA APLASTADO POR LA MAQUINARIA DEL IMPERIO.

Ahora el esquema de cosas es: VIVE CON LA MITAD Y SOBREVIVIRÁS. HAZTE PEQUEÑO Y SALDRÁS DE LA CRISIS INTACTO. TRATA DE CRECER Y CAERÁS.

Esta crisis nos hace una pregunta clara, y nos la hace a la cara: ¿Quieres ser grande ahora y caer, o prefieres ser pequeño pero sobrevivir?. Tu casa, tu familia, tu empresa o negocio… Sea cual sea tu preocupación económica TODO PASA AHORA POR PERDER TAMAÑO.

Espero que sigas mi consejo. Me darás la razón a la vuelta de dos o tres años.

Saludos a todos.

Anuncios
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: